La modificación del artículo 40, publicada en el Boletín Oficial del 24 de julio de 2018, indica que “El otorgamiento de la jubilación no obligará al afiliado a solicitar la suspensión de su matrícula, ni se suspenderá el beneficio jubilatorio otorgado. Aquellos jubilados cuyo haber sea igual o inferior a una vez y media (1,5) del salario mínimo vital y móvil, quedarán exentos del pago de la Cuota Anual Mínima Obligatoria (C.A.M.O.), pudiendo continuar en el ejercicio de su profesión.

Los aportes que correspondan al ejercicio profesional realizados después de la fecha de jubilación, según el Art. 30° de la presente Ley, serán obligatorios y no mejorarán el haber individual. Los mismos formarán parte del Fondo de Reserva creado por el Art. 34° de la presente Ley y/o de Fondos Específicos que se creen por la Asamblea de Representantes para el otorgamiento de beneficios adicionales a afiliados.”

Además, entre otras modificaciones, podemos destacar la del artículo 75 por la cual “Los afiliados jubilados que con anterioridad a la sanción de presente ley hubieran renunciado a la matrícula por acogerse al beneficio jubilatorio, podrán solicitar la rehabilitación de la misma para reanudar el ejercicio de su actividad profesional, en las condiciones establecidas por la presente Ley.”

Aquí podrá ver la Ley Nº 7361 Completa